Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Cuando la imagen médica y la imagen artística se encuentran

Un diálogo entre Joan Fontcuberta y el doctor Manel Escobar pone de relieve la fuerte relación entre ciencia y arte.

Enmarcada en un programa de introducción del arte dentro del proyecto de humanización del hospital, la conversación entre dos grandes personalidades que trabajan con la imagen, Joan Fontcuberta y Manel Escobar, ha dado inicio al convenio de colaboración entre Grisart Escuela Internacional de Fotografía y el Centro Médico Teknon.

Dialeg_Fontcu_EscobarDialeg_Fontcu_EscobarBajo el nombre "La imagen como revelación" y con el fotógrafo Rafa Badia como conductor, el acto comenzó con un repaso histórico de la imagen médica y radiológica por parte del doctor Escobar, partiendo de los padres de la medicina de la antigua Grecia, pasando por la tecnología actual y proyectando el futuro que nos presenta la inteligencia artificial. Escobar habló en todo momento de una imagen, una representación visual del interior del cuerpo humano, obtenida sin tocar al paciente, y con una finalidad de análisis clínico. De ahí, el artista y crítico Joan Fontcuberta hizo un repaso de proyectos artísticos, -suyos (Semiópolis, Hemograma, Trauma) y otros autores (como el Banco de sueños instalado en la Universidad de Santa Clara, de Gregory Chatonsky) - que, basados ​​en la imagen, intentan ir más allá de la utilización de unos sistemas y métodos de codificación establecidos para conseguir unos fines no previstos. Estos dos lenguajes y puntos de partida tan distantes, en ciertos momentos casi imperceptibles de la conversación encontraban puntos de coincidencia en que, por sutiles que parecieran, y aunque en la forma no dijeran lo mismo, la reflexión a que vertían era la misma: la tecnificación progresiva, la especialización extrema, la rapidez de la revolución digital, el poder predictivo e inalcanzable del big data ... en que se han encontrado inmersos tanto la medicina como el arte, nos alertan que el fin último de todo, el horizonte común, es la persona, el paciente, el humano que necesita el trato, el tacto, la creatividad, y la capacidad de ser crítico.

Puedes ver todo el diálogo aquí: