Este microorganismo fue descubierto por la fundación hace dos décadas, pero se desconocía su genoma. Según explicó el doctor Francisco Soriano, jefe del Departamento de Microbiología Médica y Quimioterapia Antimicrobiana de la fundación y uno de los médicos encargados de este trabajo, 'durante muchos años y en la mayoría de los laboratorios de microbiología, esta bacteria pasaba inadvertida porque los estudios realizados eran insuficientes'.
Fuente: Terra