Sólo hay unos 15 casos en España, pero acumula el sufrimiento de miles porque la enfermedad de Lafora aparece en la adolescencia y quienes la sufren no suelen alcanzar los 25 años
Fuente: El País