Un libro para acabar con la mitomanía del reuma"La causa del reuma es el frío"; "el reuma es cosa de viejos", "los medicamentos contra el reuma son peores que la propia enfermedad", "como mis padres sufrían reuma, yo lo voy a padecer sin remedio", etcétera. Todos estos axiomas, pese a ser falsos, están muy arraigados entre una parte importante de la población y forman parte de una serie de "mitos y leyendas" sobre las enfermedades reumáticas que llevan asociándose al reuma desde tiempos inmemoriales.

Precisamente para "desterrar" todas las ideas falsas en torno a las patologías reumáticas, que afectan a casi 10 millones de personas en España, el doctor José Félix SolanoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, reumatólogo de la Clínica La Luz (grupo Quirónsalud), acaba de publicar el libro El reuma hoy: mitos, leyendas y evidencias.

"En la sociedad existe un tremendo desconocimiento en torno a las enfermedades reumáticas, y esto hace que a menudo el acervo popular haya rodeado estas patologías de ciertos prejuicios e ideas falsas que, a la larga, dilatan y perjudican su adecuado diagnóstico y tratamiento", señala el doctor Solano. A su juicio, para librarse de estos conceptos erróneos, lo primero es desterrar el término reuma, que "no significa nada por sí solo" y empezar a hablar de enfermedades reumáticas, ya que en realidad se trata de un grupo de más de 200 dolencias distintas que afectan al aparato locomotor.

Acto seguido, a través de su libro, el especialista repasa los diez mitos con mayor vigencia en torno a estas enfermedades y aporta las evidencias científicas que demuestran su falsedad o, al menos, su falta de rigor. Uno de los más conocidos es el que afirma que el frío es la causa de las enfermedades reumáticas, algo que discute el doctor Solano: "Esta es una de las medias verdades que ha calado en la sociedad de una forma más profunda. Si fuera cierta las poblaciones de países fríos y húmedos padecerían estas patologías en mayor medida, y sin embargo su prevalencia es similar en todo el mundo; otra cosa es que las bajas presiones alteren aún más el desequilibro en las cargas magnéticas de las articulaciones afectadas, haciendo que duelan más".

Otro de los falsos axiomas a desterrar es aquel que asegura que "el reuma no mata, pero tampoco se cura", una idea que se beneficia, a juicio del autor, del desconocimiento que la sociedad sigue teniendo sobre estas patologías: "No resulta infrecuente que se le acabe atribuyendo poca trascendencia a su presencia y que los enfermos se abandonen a ellas, en la convicción de que, aunque son sin duda molestas, se trata tan sólo de unos huesos doloridos mayormente triviales y anodinos, otorgándoles a estas dolencias escasa atención".

Este planteamiento, unido a la idea falsa de que son enfermedades incurables, provocan que el paciente se resigne, cuando en realidad "existen tratamientos curativos para muchas de estas enfermedades, si bien es cierto que cuanto más tarde se aborden mucho más difícil va a ser poder lograr el control efectivo de la enfermedad y peores serán las expectativas futuras".

¿EXCLUSIVO DE PERSONAS MAYORES?

Otro mito a derrumbar es, a juicio del doctor Solano, el que se basa en la máxima de que "el reuma es cosa es viejos", cuando "la ciencia y la experiencia se empeñan obstinadamente en demostrar a diario todo lo contrario, esto es, que estas enfermedades también existen en la infancia y en la adolescencia, hasta el punto de que uno de cada 1.000 niños menores de 16 años desarrollan una enfermedad reumática, y entre el 30% y el 50% de ellos, la seguirán sufriendo durante la edad adulta al convertirse su dolencia en crónica".

Pero existen muchas más ideas que son directamente falsas o que, al menos, requieren de importantes matizaciones, como que la causa del reuma está en la alimentación, que las enfermedades reumáticas se heredan en todos los casos, que los pacientes siempre acaban con las manos deformadas o que los medicamentos para el reuma "son más peligrosos que la propia enfermedad", cuando los fármacos de última generación, cuando son adecuadamente prescritos por el reumatólogo, presentan unos efectos secundarios perfectamente asumibles por el paciente.

"Con este libro pretendo, sobre todo, aportar un poco de luz a los escasos conocimientos que, en la actualidad, sigue habiendo en la sociedad sobre un grupo de patologías que suponen el primer motivo de consulta en Atención Primaria y la primera causa de invalidez en los países desarrollados; de manera que la reumatología pueda ser mejor conocida por la población y resulte adecuadamente considerada", concluye el doctor Solano.