Tras el accidente, fue trasladado inmediatamente al Capio Hospital General de Catalunya, donde se le apreció una fractura en la base del primer metacarpiano y desplazamiento del pulgar. El doctor Augusto J. Casanovas le practicó una reducción abierta y osteosíntesis con una pequeña placa de titanio. Lorenzo deberá llevar un protector de la mano por un periodo de entre cuatro y seis semanas.