Perder calidad de visión es un aviso de riesgo cardiovascular. El estudio que llegaba a esta conclusión científica ya obtuvo en 2007 el premio nacional de Cardiología. Pero el investigador distinguido por aquel trabajo, el oftalmólogo malagueño Antonio Alcalá Malavé, siguió desde entonces tratando de descifrar más relaciones entre la vista y el corazón. Ahora -junto a otros facultativos de Nueva York, Madrid y Málaga- ha hecho un nuevo descubrimiento: que los fármacos para prevenir el infarto (la pravastatina) mejoran la visión.
Fuente: Malagahoy.es