En los centros concertados dependientes del Servicio de Salud Madrileño, como la Fundación Jiménez Díaz
Fuente: El País