El melanoma maligno representa el 2,5% de todos los tumores y un 1-2% de las muertes causadas por cáncer; con un incremento del 3%-6% anual en los últimos 25 años es, junto con el cáncer de pulmón en mujeres, el tumor que más está aumentando en incidencia.

A pesar de la alta tasa de curación que presentan los melanomas primarios localizados, con una tasa supervivencia de más del 95% a los 5 años del diagnóstico, los pacientes afectados de melanoma metastásico han presentado clásicamente un pronóstico complicado. Sin embargo, con el mayor conocimiento de la biología molecular de los tumores y el desarrollo de la inmunoterapia en los últimos años, el pronóstico de este tumor ha cambiado drásticamente en los últimos años.

Dra_Esther_Holgado

Según la Dra. Holgado, especialista en cáncer de mama y melanoma y jefa de Inmuno-Oncología del Instituto Oncológico Baselga (IOB), Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y Ruber Internacional, "estamos ante uno de los tumores cuyo pronóstico ha mejorado más en los últimos 5 años.

El diagnóstico precoz y un abordaje multidisciplinar son la clave para que los pacientes con melanoma tengan las mayores posibilidades de curación; pero si el tumor se diagnostica en estadios más avanzados, es fundamental la valoración por un oncólogo especialista en inmunología y dianas terapéuticas para poder ofrecer las mejores alternativas de tratamiento y garantizar las mayores posibilidades de éxito".

Junto a la inmunoterapia, existen diversos fármacos que bloquean una serie de proteínas que pueden estar alteradas en estos tumores y que también han contribuido a mejorar el pronóstico de estos tumores. En los hospitales Ruber Juan Bravo y Ruber Internacional, el Instituto Oncológico Baselga (IOB) ofrece su actividad aunando la excelencia en el trato del paciente, con las más modernas estrategias terapéuticas y de investigación.

Sin embargo, nos recuerda la Dra. Holgado: "no hemos de olvidar que la mejor actitud es la prevención; ahora que llega el verano, hemos de tener especial cuidado con el sol, utilizando cremas protectoras y evitando las horas de mayor exposición al sol, especialmente en los niños".