El fenotipo metabólico de cada persona, que es el resultado de la interacción entre factores genéticos y factores ambientales, resulta esencial en la determinación del riesgo de cada individuo de sufrir una enfermedad y en la evolución de la misma. Por este motivo, los expertos señalan que para su abordaje es, por tanto, necesario analizar el conjunto de factores externos y factores endógenos que lo condicionan.
Fuente: Hispanidad