En un comunicado, la SEN señaló que la nueva variante de la enfermedad de Creuzfeldt- Jacob, el llamado "mal de las vacas locas", es una patología "muy poco frecuente", por lo que la aparición de los dos últimos casos "no debe generar pánico". Además, recordó que las autoridades sanitarias adoptaron los controles adecuados tras el conocimiento de los primeros casos en el año 2000.
Fuente: Eldia.es