En un comunicado, la SEN señala que la nueva variante de la enfermedad de Creuzfeldt-Jacob, el llamado 'mal de las vacas locas', es una patología 'muy poco frecuente', por lo que la aparición de los dos últimos casos 'no debe generar pánico'.
Fuente: Terra