Este niño no es el único menor que necesitó atención médica en la noche más concurrida del Carnaval, puesto que una niña de 13 años también fue derivada a la clínica Clideba por el mismo motivo. Aunque en este último caso se añadieron complicaciones derivadas de la diabetes que padecía la paciente.
Fuente: Hoy.es