Los niños son los pacientes con mayor grado de cumplimiento del tratamiento con inmunoterapia, pues el 88% siguen el tratamiento correctamente y no lo abandonan, según los resultados del estudio CÍTARA. El doctor José Luis Justicia, Director Médico de Stallergenes, expuso en el ?Curso de manejo práctico de vacunas con alérgenos?, celebrado en Madrid por Stallergenes Ibérica S.A., los resultados del CÍTARA, estudio epidemiológico observacional dirigido a evaluar el cumplimiento terapéutico de la inmunoterapia sublingual con ácaros en pacientes con rinitis alérgica. Frente a niños y adultos- éstos últimos con un cumplimiento del 73%- los adolescentes constituyen el grupo con mayor tasa de abandono del tratamiento, con un 43%. El doctor Justicia explicó que, para revertir esta tendencia negativa en los adolescentes, es necesario adoptar un enfoque multidimensional y multidisciplinar, pues ?no hay fórmulas mágicas?. El experto recomendó adoptar medidas no sólo centradas en el paciente, sino también en el tratamiento, planteando la posibilidad de acortarlo, emprendiendo actuaciones socio-económicas y relacionadas con el sistema sanitario y preguntando siempre al paciente para conocer su grado de satisfacción. El cumplimiento del tratamiento fue uno de los temas principales y despertó gran interés entre los residentes participantes en un curso diseñado para proporcionar a los futuros alergólogos los conocimientos más actualizados y prácticos sobre la inmunoterapia con alérgenos.

Cumplimiento terapéutico, eficacia y seguridad, mecanismo de acción, pautas de administración, estandarización y calidad de las vacunas, selección adecuada de los pacientes y futuro de la inmunoterapia fueron los temas de unas jornadas que contaron con la participación del 85% de los residentes de Alergología de tercer año de toda España y fueron moderadas por el doctor Antonio Valero, del Hospital Clínic de Barcelona.

La doctora Ana Isabel Tabar avanzó los resultados de un estudio sobre la duración de los tratamientos con inmunoterapia, realizado por el grupo del Hospital Virgen del Camino de Pamplona, que serán publicados próximamente en Journal of Allergy and Clinical Inmunology. Para los autores de este trabajo, tres años de inmunoterapia con alérgenos es un período suficiente para tratar la alergia respiratoria, induciendo una remisión a largo plazo de los síntomas. No obstante, dos años adicionales podrían ofrecer beneficios clínicos en el tratamiento de la rinitis. La doctora Tabar anunció los resultados de su estudio al abordar la eficacia y seguridad de las vacunas. Para la especialista de Pamplona, ?la inmunoterapia sublingual es un tratamiento seguro, según ha demostrado la Medicina Basada en la Evidencia?. La doctora también hizo referencia a las ventajas de la inmunoterapia sublingual en comprimidos frente a las gotas, asegurando que ?los comprimidos son farmacológicamente equivalentes a las gotas, su formulación es más estable a temperatura ambiente y asegura una estandarización de la dosis, son más fáciles de tomar y de transportar que las gotas y podrían aumentar el cumplimiento del paciente?.

Respecto al mecanismo de acción de la inmunoterapia sublingual con alérgenos, el doctor Ignacio Dávila, del Hospital Universitario de Salamanca, destacó el papel de las células dendríticas en la captación y presentación del alérgeno, así como en la respuesta de células T.

Otro de los asuntos abordados en el curso fueron las pautas de administración de la inmunoterapia con alérgenos. El doctor Laureano Fernández-Távora, del Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, destacó que ?una gran ventaja de la inmunoterapia con alérgenos es que ofrece resultados inmediatos al iniciar el tratamiento?.

?La eficacia del tratamiento reside en mantener la dosis y debemos preguntarnos si ésta debe ser mensual, quincenal o semanal, si hay que bajar la dosis en la estación polínica, disminuirla tras las interrupciones o cuánto debemos esperar para observar la eficacia?, planteó.

En cuanto a la estandarización y calidad de las vacunas, el doctor Mario García señaló como criterios de calidad que los laboratorios fabricantes de los productos de inmunoterapia con alérgenos posean procedimientos certificados, ensayos clínicos para la estandarización de sus extractos y dosis óptimas demostradas.

En la selección adecuada del paciente, el doctor Javier Subiza, del Centro de Asma y Alergia Subiza, de Madrid, resaltó la necesidad de conocer la utilidad de los recombinantes y de contar con un calendario de síntomas para esta selección.

Por último, el doctor Joaquín Sastre, de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, intervino en el curso explicando la situación actual del registro de vacunas y las previsiones de futuro. El cambio de las condiciones de registro de las vacunas, que ya se está produciendo en toda Europa, tendrá como consecuencia, según el doctor Sastre, ?la mejora de la calidad de los productos y su estandarización, un desarrollo clínico más adecuado para demostrar eficacia y seguridad, la priorización y posible reducción de la cartera de productos por parte de los laboratorios, menor uso de mezclas y el aumento de los costes de desarrollo y producción?.

Sobre Stallergenes

Stallergenes S.A. es una compañía biofarmacéutica internacional, líder en la fabricación e innovación de los tratamientos de Inmunoterapia Específica con Alérgenos. Stallergenes comercializa sus productos para prevenir y controlar la enfermedad alérgica de 50 países, a través de más de 10 filiales en Europa y de 40 acuerdos de distribución y colaboración en todo el mundo.

La fábrica de Stallergenes en Antony (Íle-de-France) es el mayor centro de producción de Alérgenos Preparados Especialmente para un Paciente (APEP) en el mundo, fabricando en ella más de 150 alérgenos diferentes para tratar anualmente a cerca de 500.000 pacientes.

Más del 20% de la cifra anual de negocios de la compañía farmacéutica está destinado a investigación y desarrollo.

Stallergenes Ibérica S.A. es la filial independiente de Stallergenes S.A. en España. Stallergenes Ibérica S.A. posee una cartera de productos suficiente para el tratamiento del 95% de los pacientes afectados por patologías alérgicas y se ha caracterizado, desde su implantación en territorio español hace ya 11 años, por una fuerte labor de investigación en nuevos productos.