La implementación del programa de conciliación de la medicación impulsado por el departamento de farmacia cumple con uno de los principales objetivos del Instituto del Corazón, el de acompañar al paciente durante todo el proceso favoreciendo la buena adherencia terapéutica y la seguridad del paciente.

En el programa participa un equipo multidisciplinar que cuenta con cuatro cirujanos cardíacos, una enfermera y un farmacéutico hospitalario especialista.

Al momento del ingreso la enfermera entrevista al paciente para conocer su lista de medicación crónica. Con esta información, el farmacéutico y el médico cirujano valoran y acuerdan todos los tratamientos del paciente, conciliando en conjunto, en el ingreso, la estancia y el alta, qué medicación ha de recibir el paciente en cada etapa del proceso.

En el momento del alta, el farmacéutico realiza la atención farmacéutica personalizada mediante la entrega de una información verbal y escrita al paciente, con los tratamientos que ha de seguir en su domicilio, cómo tomarlos, cuándo tomarlos y sobretodo porqué tomarlos.