El objetivo es conseguir la recuperación íntegra, tanto física como emocional, del paciente que ha sufrido un evento cardíaco ymejorar su pronóstico al adoptar un estilo de vida saludable, que incluya la actividad física regular.

imagen1
Fuente: