Los datos de estudios realizados en Holanda y en Japón parecen aportar "evidencia cuantitativa" de una relación inversa entre el consumo de café e incidencia de diabetes
Fuente: MedicinaXXI.com