Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

La obesidad en la infancia puede condicionar la obesidad en la edad adulta

Según la doctora Andrea Bartucci Schamir, endocrinóloga pediatra del Hospital Quirónsalud San José, se ha de atender al peso del niño, pero también a su alimentación

La OMS viene insistiendo desde hace tiempo en que la obesidad ha dejado de ser un problema exclusivamente estético y ha traspasado la barrera de la salud y la sanidad para convertirse en una epidemia a escala mundial. Vigilar la obesidad y el sobrepeso en los niños es fundamental, pues condiciona la edad adulta. Como explica la doctora Andrea Bartucci Schamir, endocrinóloga pediatra del Hospital Quirónsalud San José, esta extensión de la enfermedad se debe, principalmente, a un cambio de hábitos alimenticios, sobre todo en el consumo de grasas, y a una notable disminución en la actividad física. "Nuestro peso varía de acuerdo con nuestra herencia genética (lo que heredamos de nuestros padres) y nuestro medio ambiente (lo que comemos, en nuestra actividad diaria, problemas en el colegio….). Si bien no podemos cambiar nuestra herencia genética, si podemos variar nuestros hábitos para limitar el aumento de peso y estar sanos", explica la especialista.

Es fundamental ayudar a los niños y a sus familias a tener una nutrición saludable. En este sentido, continúa la doctora Bartucci, "es importante prevenir e identificar factores de riesgo del desarrollo de obesidad y, en el caso de que el menor presente sobrepeso u obesidad, abordar el problema".


¿Cómo saber si el niño tiene sobrepeso u obesidad?

Muchas veces, la pregunta que se hacen los progenitores es si sus pequeños tienen sobrepeso u obesidad. ¿Cómo saberlo? "Algunos padres creen que sus hijos comen bien o que quizás son más ‘grandes’ que sus pares y piensan que es normal", opina la experta, que da algunos ejemplos para que los papás identifiquen el riesgo de sobrepeso/obesidad:


*"Es rellenito"

*Se encuentra dentro de los percentiles, pero por encima de lo normal

*Se fatiga al practicar ejercicio

*Ronca al dormir

*Duerme mucho

*Se le cae el pelo

*Presenta intolerancia al frio o estreñimiento

*Su cuello tiene una coloración oscura

*Tiene estrías


¿Por qué es importante que el niño se trate si tiene obesidad o sobrepeso?

Miembro del Departamento de Pediatría y Neonatología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y del Hospital Quirónsalud San José, la doctora Bartucci asegura que "la obesidad en la infancia pueden condicionar la obesidad en la edad adulta y, además, el sobrepeso y la obesidad están asociados a distintas patologías". Algunas de estas enfermedades, subraya, son:

*Problemas metabólicos: alteración de la glucemia en ayuno. Intolerancia a los hidratos de carbono. Diabetes melitus tipo 2.


*Problemas hormonales: incremento en la producción de cortisol que podría producir desarrollo y maduración ósea avanzada. Adelanto puberal en niñas y retraso puberal y ginecomastia en niño. Alteración en el colesterol, acné, aumento del vello, irregularidades menstruales, osteoporosis.


* Problemas cardiovasculares: Disminución de la frecuencia y el gasto cardíaco, arritmias, hipertensión arterial, arteriosclerosis, patología coronaria.


* Problemas respiratorios, infecciones respiratorias, fatiga, asma.


* Problemas gastro-intestinales: hígado graso, litiasis biliar. Deficiencia de hierro.


*Problemas ortopédicos: alteraciones ortopédicas compensadoras del exceso y distribución del peso (incurvación del fémur, genu valgo). Alteraciones de alineamiento y curvatura de la columna vertebral.

* Problemas emocionales: rechazo de la imagen corporal y alteraciones de la socialización. Ansiedad, estrés, depresión. Ingesta compulsiva (binge eating).


*Otras patologías: cefalea, colecistitis, pancreatitis, intértrigo (infecciones locales).

"Es fundamental atajar el problema a tiempo y, cuanto antes, ponerse en manos de un especialista", concluye la doctora Bartucci.

Etiquetas: Andrea Bartucci Schamir, Hospital Quirónsalud San José, Pediatría y Neonatología, Endocrinología Pediátrica, Obesidad, Sobrepeso