Los huesos se vuelven más porosos, más frágiles. Tanto, que se quiebran con facilidad. Es la osteoporosis. Una enfermedad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha bautizado como la epidemia silenciosa.
Fuente: El País