Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

A partir de los 40 años se multiplica el riesgo de sufrir un aborto

El primer problema que una mujer mayor de 35 años puede encontrarse al decidir ser madrea partir de esa edad es el descenso de su fertilidad. Pero existen también algunosriesgos adicionales relacionados con el embarazo pasados los 40. Así, la tasa de abortos, debido al deterioro cualitativo de la función ovárica, aumenta en más de un 51 % de los 40 a los 44 años.

La doctora Noelia Juárez, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Quirónsalud Torrevieja, destaca que "todos los embarazos requieren de hábitos de vida saludables, especialmente en el caso de las mujeres en edad algo más avanzada, por lo que es importante aumentar los cuidados ". Además, "conviene valorar las posibles incidencias durante el embarazo y establecer medidas para poder prevenirlas".

En España la media de edad para tener el primer hijo se sitúa en torno a los 31 años. La incidencia de los embarazos en la cuarentenaes baja, pero aun así significativa, con un aumento progresivo de embarazos tardíos que llegan a buen término a medida que avanza la tecnología médica y la capacidad de matronas y obstetras para anticipar posibles complicaciones, independientemente de que se trate de una gestación espontánea o a través de un tratamiento de reproducción asistida.

La doctora Francisca Guirao, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Quirónsalud Murcia, explica que "en la cuarentena comienza a hacerse patente el envejecimiento de las células y también se pueden presentar las primeras manifestaciones del acortamiento de los ciclos". El cuerpo de la mujer, de forma natural, trabaja para disminuir las posibilidades de embarazo a medida que esta se acerca a la menopausia.

Por ese motivo las parejas con problemas de concepción, tanto por causa femenina como, masculina, se ven necesitadas de acudir, cada vez en mayor medida, a técnicas de reproducción asistida. Por ello, en los casos de estimulación ovárica o de implantación de embriones se multiplican las posibilidades de tener un parto múltiple, lo que implica mayor índice de aborto espontáneo, de prematuridad y de cesárea.

Riesgos más comunes de un embarazo tardío

Riesgo de anomalías cromosómicas.El trastorno cromosómico más común es el Síndrome de Down, que conllevadiferentes grados de retraso mental, además de otras malformaciones graves. Este riesgo aumenta con la edad de la mujer. Para conocer o descartar estos problemas suele acudirse a la amniocentésis o a otras pruebas de diagnóstico prenatal de menor riesgo , aunque se trata solo de exámenes informativos, que no permiten corregir ninguna alteración.

Hipertensión arterial. Hasta un 15% de las mujeres embarazadas registran presión alta durante el periodo de gestación, una incidencia que afecta tanto a la madre como al niño. Es importante señalar que en los extremos de edad, por debajo de los 20 y por encima de los 40, el riesgo de padecer hipertensión se duplica.

Parto prematuro. El principal riesgo de la prematuridad no es solo la posible muerte del bebé; también hay que considerar posibles secuelas y su nivel de gravedad, que puede ir desde la sordera o la ceguera hasta la parálisis cerebral.

Diabetes gestacional.Se trata de la alteración metabólica más frecuente en el embarazo de edad avanzada y afecta al pronóstico de la madre (con posibles infecciones de orina, aumento excesivo de peso o parto prematuro) y al del bebé, si no se controla como es debido.