Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Las patatas fritas

Son muchos los que se disputan el origen de las patatas fritas, una de ellas es la que dice que a finales del siglo XVIII el embajador de Estados Unidos en París, Thomas Jefferson, se llevó a su patria una receta de patatas a las que se aficionó y pensó que servirían para agasajar a sus amigos: él mismo las preparaba siendo incluso ya presidente de su país. Pero la receta cayó en el olvido mucho tiempo olvidada.

chipschips

La versión del origen belga de las patatas fritas las sitúa en la misma época en las familias de bajo nivel económico que habitaban en Namur, Dinant y Andenne, que solían preparar grasa o aceite caliente para freír pequeños peces que pescaban a orillas del río Mosa y cuando el río se congelaba al no poder pescar, cortaban patatas con forma de bastón, imitando los pequeños peces que no habían conseguido y freían las mismas en el aceite o la grasa que habían calentado.

Lo que llamamos hoy como patatas chips, con un grosor no superior a cuatro milimetros, fue una idea en el verano de 1853 de un chef de cocina neoyorquino de origen amerindio llamado George Crum, que las empezó a preparar en el restaurante Moon Lake Lodge de Saratoga Springs, un centro turístico del estado Nueva York, las preparaba siguiendo la receta de Thomas Jefferson.

Nutricionalmente las patatas fritas son una fuente de energía con un contenido entorno a las 230 kcal, por una ración de aproximadamente 70 grs. Tienen un alto contenido en hidratos y en grasas, siendo su valor glucemia de 95.

Las patatas fritas que denominamos "de bolsa" incrementan su contenido calorico, al estar más deshidratas, hasta las 500-600 kcal y suelen llevar un alto contenido en sal. Es importante leer el etiquetado para conocer en el tipo de grasa con las que se han cocinado y si lleva algún otro tipo de añadido, así mismo si están formadas por patata cortada y frita o otras féculas.

Las patatas fritas pueden estar en tu alimentación esporádicamente (no mas de dos o tres veces a la semana) preferiblemente controlando las cantidades, realizándolas en casa y evitando condimentos extra como las salsas que incrementan sus calorías y te distraen de la cantidad que ingieres.

En la consulta de nutrición te explicamos la forma más adecuada de alimentarte para tener más salud.