melanoma2015Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl 13 de junio se celebra el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, una patología que incrementa anualmente su número de casos. "La cultura del bronceado sigue muy asentada, como demuestra la mayor incidencia de este tumor en personas de entre 40 y 50 años. Por ello, sigue siendo necesario concienciar sobre la importancia de evitar la exposición solar y vigilar las lesiones pigmentadas preexistentes o de nueva aparición", expone María Victoria Almeida, dermatóloga de Hospital Quirón Vitoria.

En Euskadi se registran aproximadamente unos 150 nuevos casos de melanoma al año, de los que el 85% se presenta en estadios locales y la lesión se extirpa quirúrgicamente. Según explica el doctor Guillermo López Vivanco, jefe de servicio de oncología médica de Hospital Quirón Bizkaia, "en el 10% de los casos la enfermedad afecta a los ganglios linfáticos y en el 5% la lesión ya se ha extendido a otros órganos".

"El incremento de casos es debido al aumento de la exposición al sol, sobre todo en los países desarrollados, en los que por una mejora de la calidad de vida se practican más actividades al aire libre. Influyen también las radiaciones UV de las cabinas de bronceado, así como factores genéticos y ambientales", aporta la doctora Almeida. "El control periódico por parte de un dermatólogo y el autoexamen de la piel son fundamentales para el diagnóstico precoz de estos tumores", señala Laura Berroeta, jefe de servicio de dermatología de Hospital Quirón Bizkaia.

Durante el verano pasamos más tiempo expuestos al sol y es cuando debemos tomar conciencia de sus peligros sobre nuestra piel; la doctora Berroeta recuerda que "es importante protegerse del sol siempre, y sobre todo cuidar a los niños, no solo con cremas fotoprotectoras, sino con ropa adecuada, gafas y gorra". Desde el servicio de oncología de Hospital Quirón Bizkaia hacen hincapié en que "uno de los problemas del cáncer de piel, como ocurre con el de pulmón, es que aparece años después de haberse producido las lesiones", asegura el doctor López Vivanco, "principalmente aquellas ocasionadas durante las dos primeras décadas de vida".


Grupos de riesgo

El melanoma es un tumor maligno, derivado de los melanocitos, que mayoritariamente se originan en la piel, aunque también pueden hacerlo en las mucosas, los ojos, las meninges y otros órganos. Es agresivo y con alta tendencia a producir metástasis.

Entre los factores de riesgo destacan los genéticos, esto es, los antecedentes familiares, las personas con un fototipo I/II de piel blanca con tendencia a quemaduras y "pacientes de piel y pelo claros o pelirrojos que se queman con facilidad ante la exposición al sol, así como personas portadoras de mútiples nevus melanocíticos (lunares) en una cifra superior a 50 o que hayan sufrido quemaduras solares en la infancia y la adolescencia. Debemos tener en cuenta que la mayoría de melanomas aparecen sobre la piel sana y menos del 30% en lunares", concluye la doctora Almeida.


10 consejos para tener una piel bronceada y protegida

1. El bronceado debe ser progresivo, con especial atención durante los primeros días. Sea prudente y esté alerta ante posibles quemaduras.

2. En los días soleados permanezca en la sombra, especialmente entre las 11 y las 16 horas.

3. Proteja su cuerpo con ropa apropiada, gorro, gafas y protectores solares y especialmente el de los niños.

4. Los fotoprotectores deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición solar y reponerlos cada dos horas, mayormente después del baño, una sudoración intensa o tras el secado con una toalla. Utilice crema de protección solar adecuada: factor de protección (SPF) 50+ y de amplio espectro (UVA/UVB).

5. Nunca exponga directamente al sol a un bebé menor de seis meses de edad.

6. Tenga en cuenta la circunstancia en la que se encuentra. Los días nublados nos pueden dar una falsa sensación de protección y factores como la altitud y las superficies que nos rodean (nieve, agua, arena, hierba) también influyen en la radiación solar que recibimos.

7. Recuerde que algunos medicamentos son fotosensibilizantes. Consulte a su médico al respecto.

8. Beba agua en abundancia y frecuentemente.

9. Examine su piel de la cabeza a los pies todos los meses.

10. Si advierte que un lunar o peca cambia de tamaño, color o forma, consulte a su dermatólogo.