petweb


El PET-TAC está considerado uno de los desarrollos tecnológicos clave para el diagnóstico del cáncer en la actualidad, si bien las posibilidades que ofrece esta tecnología están lejos de agotarse. Un grupo de investigadores españoles liderados por el doctor Felipe Calvo, consultor del Instituto Oncológico de la Clínica La Luz, ha publicado un estudio prospectivo que demuestra que mediante el uso del PET-TAC (aparato de diagnóstico que combina rayos X con tomografía por emisión de positrones) se puede predecir la supervivencia de un paciente de cáncer de recto antes de someterse a la intervención quirúrgica.


La investigación, que se inició en 2006, ha sido publicada por la revista europea de mayor impacto en el área de la medicina nuclear, European Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging, y cuenta con la financiación de la Fundación de la Investigación de la Mutua MadrileñaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


Según el doctor Felipe Calvo, autor principal del estudio y consultor senior de la Unidad de Oncología Radioterápica del Instituto Oncológico de La Luz, este hallazgo "es aplicable ya a la práctica clínica diaria y puede permitir avances importantes en la individualización de la estrategia de tratamiento, adaptándola a las particularidades de cada paciente".


Este especialista considera que el trabajo demuestra el interés que tiene el PET-TAC en la estadificación inicial y la reestadificación de pacientes con cáncer de recto tratados con radioterapia y quimioterapia de forma previa a la intervención quirúrgica.


"Hemos logrado identificar el valor del PET-TAC para predecir la supervivencia a largo plazo de los pacientes a partir de la calidad de su respuesta al tratamiento preoperatorio, determinada de forma no invasiva mediante la obtención a través del PET de la imagen metabólica del tumor", explica el doctor Calvo. Una vez obtenida esa previsión de supervivencia, los especialistas pueden ajustar el tratamiento en función de las características propias de cada paciente, minimizando los efectos secundarios, con el fin de aumentar en la medida de lo posible las posibilidades de éxito.


En el caso de la Clínica La Luz, las posibilidades del PET-TAC a la hora de diseñar un abordaje de la máxima eficiencia contra el cáncer se ven potenciadas gracias a su combinación con el True Beam, máximo exponente de una nueva generación de aceleradores lineales de radioterapia. La Luz es el único centro de España que dispone en la misma unidad de una combinación de estas plataformas: un PET-TAC 4D de planificación centrado en el diagnóstico y el True Beam para el tratamiento con irradiación exacto-precisa.