Dra. Isabel de Torres Solis y Dr. José María EchaveImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEl consumo del tabaco es la principal causa evitable de enfermedad, incapacidad prematura y muerte en los países desarrollados. El tabaquismo es responsable de una de cada 5 muertes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una enfermedad y no un hábito. Dos tercios de las muertes relacionadas con el tabaco fueron debidas a 4 causas: cáncer de pulmón (29%), EPOC (20%), cardiopatía isquémica (12%) y enfermedad cerebrovascular (9%). De las numerosas sustancias presentes en el tabaco, las más relacionadas con el incremento del riesgo de cáncer son los hidrocarburos, mientras que las más relacionadas con las enfermedades cardiacas y cerebrovasculares son el monóxido de carbono y la nicotina.




BENEFICIOS DE ABANDONAR EL TABAQUISMO

Captura de pantalla 2018-01-17 a las 17.24.40Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

CONSEJOS PARA PONER EN PRÁCTICA TRAS DEJAR DE FUMAR

Estos consejos, pueden serle útiles durante los primeros días sin fumar.

  • Recuerde que no puede tener cigarrillos. Quite de la vista mechero, ceniceros y todo lo que le recuerde al tabaco.
  • Cada día debe plantearse NO FUMAR ESE DÍA, no haga planteamientos a largo plazo. Evite pensamientos como: ¡No volveré a fumar nunca más! ¡Piense en el día a día!
  • Repase frecuentemente la lista con sus motivos para dejar de fumar. Téngala en un sitio visible. Son más importantes que los motivos que le incitan a fumar.
  • Si quiere puede empezar con un calendario, anotando al final del día el número de cigarrillos que ha fumado ese día: ¡Debe ser 0!
  • Identifique las situaciones en las que más solía gustarle fumar. Anótelas e intente evitarlas.
  • Pida a sus allegados que no fumen en su presencia. Rechace todos los cigarrillos que le ofrezcan.
  • Guarde en un frasco el dinero que se hubiera gastado ese día en tabaco. Piense en un regalo que le haga ilusión.
  • Cuide su alimentación e ingiera abundantes líquidos. Intente reducir su dieta en unas 500 calorías/día. Esto y la práctica de ejercicio regular contribuirá a que no incremente su peso.
  • Después de comer pasee o realice alguna actividad que le sea agradable.
  • En caso de presentar tos, pruebe con infusiones y abundantes líquidos.
  • En caso de estreñimiento haga una dieta rica en fibra y beba abundantes líquidos.
  • Si los primeros días le cuesta concentrarse, paciencia, esto no suele durar más de 1-2 semanas.
  • En caso de nerviosismo o irritabilidad, pasee, tome un baño, haga algo relajante.
  • En caso de hambre ingiera agua, zumos, fruta o chicle sin azúcar.
  • En caso de insomnio evite las bebidas excitantes, relájese antes de acostarse.
  • Durante los primeros días sentirá un deseo intermitente y muy fuerte de fumar. Pero no se preocupe, existe una forma de enfrentarse y vencer este deseo: relájese, ingiera agua y/o fruta, respire lenta y profundamente reteniendo el aire en los pulmones unas 5 veces y/o emprenda alguna actividad y/o utilice el tratamiento farmacológico que le han recomendado. Siempre es mejor usar un chicle, un comprimido o una inhalación de nicotina que fumarse un cigarrillo. Estos deseos durarán pocos minutos.
  • EVITE LA SENSACIÓN DE FALSA SEGURIDAD: ¡Por un cigarrillo no pasa nada! Es probable que ese cigarrillo sea seguido de muchos más.
  • No debe fumar ningún cigarrillo. Le costará más evitar el segundo que el primero. RECUERDE que las ganas de fumar no se quitan fumando, cada cigarrillo fumado le incrementará las ganas de fumar otro posterior.
  • Si tuviera un desliz, no abandone. Identifique en que ha fallado y eso le servirá para seguir adelante con más fuerza.
  • Recuerde que su riesgo de sufrir enfermedades va disminuyendo día a día, que su sangre se encuentra libre de monóxido de carbono, y que se está liberando de la dependencia de la nicotina.
  • Anote cualquier incidencia que le parezca importante, y pregúntela en la siguiente consulta.
  • Piense que este cambio de sus hábitos diarios no durará toda la vida
  • Acuda a la consulta programada: aumenta su motivación y su compromiso y podemos ayudarle a solucionar LA MAYOR PARTE DE las nuevas molestias asociados al proceso del abandono del tabaco.

FALSAS CREENCIAS ACERCA DEL TABACO.

Todas las siguientes ideas son falsas creencias populares acerca del tabaco.

• Fumar es relajante.

• La vida sin fumar es aburrida.

• El tabaco light hace menos daño.

• Fumar poco no perjudica.

• Si se tiene buena salud, el tabaco no hace daño.

• Si se hace deporte se eliminan las "toxinas" del tabaco.

• De algo hay que morir.

• Se pasa muy mal cuando se deja, es peor el remedio que la enfermedad.

• Es imposible que yo pueda dejar de fumar.

• Este no es un buen momento para dejarlo.

• Yo puedo dejar de fumar cuando quiera.

• Yo conozco a uno que llegó a los 95 años que siempre fumó.

• Dejar de fumar me pone tan mal que prefiero fumar.

• Al fumar se adelgaza mucho.

• Después de años fumando, el daño ya está hecho, ¿para qué dejarlo?

• Necesito el tabaco para concentrarme.

• Perjudica más la contaminación de la ciudad.