Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Postoperatorio de cirugía de aumento de pecho: ¿Qué debo saber?

El equipo de Cirugía Plástica y Estética del Hospital El Pilar, te cuenta todo lo que debes saber sobre el postoperatorio de una cirugía de aumento de pecho.


El postoperatorio de aumento de mamas es el proceso de recuperación de la cirugía de aumento de pecho, y sirve para poder garantizar la recuperación total.

El aumento de mamas es una de las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad, millones de mujeres la solicitan para incrementar el volumen de sus pechos, así como redefinir la forma de los mismos. Ahora bien, antes de someterse a esta cirugía plástica, es de enorme importancia tener presente que la operación u intervención es solo una etapa, ya que luego inicia el postoperatorio y este tiene una mayor duración.


En qué consiste el postoperatorio de aumento de pecho

Una vez termina la cirugía de aumento de pecho y la paciente sale del quirófano, empieza el postoperatorio, se trata de una etapa de recuperación. Es decir, es un tiempo prudencial para que la herida cicatrice y sane correctamente, también los implantes se deben asentar de forma ideal y los senos toman su forma natural.

Todo este proceso es vital, para que la paciente pueda volver a la normalidad y recuperar las actividades del día a día, con los resultados estéticos esperados, pechos de mayor tamaño o volumen con una apariencia según los objetivos en cada caso.


Fases del postoperatorio de aumento de mamas

El postoperatorio de aumento de mamas implica varias fases, la transición entre ellas es progresiva y cada una implica un conjunto de cuidados imprescindibles. Todas estas etapas son primordiales para garantizar una adecuada recuperación, cada una de ellas representa un avance dentro de la evolución.


Las primeras 24 horas después de la cirugía

Durante las primeras 24 horas después de la cirugía de aumento de pecho, las pacientes suelen presentar moretones e inflamación, además de sentir malestar como un dolor como si se tratara de agujetas. También son comunes los mareos y las náuseas, debido a los efectos de la sedación.

En esta fase, es primordial restringir los movimientos de los brazos, por ello es preciso utilizar prendas de vestir que sean fáciles de retirar, esta medida se extiende durante las primeras semanas de la recuperación. Lo mejor es utilizar blusas o camisas con botones o cremalleras en el frente, son las más apropiadas.

Junto a ello, no se debe conducir y tampoco se debe realizar actividad física. En este sentido, es crucial contar con ayuda para poder realizar las acciones básicas que necesitan del movimiento de los brazos, como vestirse por ejemplo. Por otro lado, es fundamental no ingerir alcohol, no fumar y no usar medicamentos anticoagulantes como la aspirina.


Cuidados después del alta médica

Luego de que el médico otorgue la alta médica, el paciente que se somete a un aumento de pecho debe seguir con un conjunto de cuidados claves, los cuales contribuyen a garantizar un procedimiento de recuperación exitoso.

Al respecto, es fundamental mantener una dieta balanceada, excluyendo alimentos poco saludables. Cabe destacar, luego de unos días de la intervención quirúrgica, el especialista retira un vendaje o apósito de gasa con el que el paciente sale del quirófano.

En este punto, es clave el uso de un sostén quirúrgico que ofrezca el apoyo adecuado a los implantes. Junto a esto, cuando llegue el día 4 del postoperatorio, puede ser necesario aplicar drenajes linfáticos, con el objetivo de reducir la inflamación.

Además, se debe proteger la zona donde se realizó la operación, no debe quedar expuesta a agentes externos. Esto junto a una adecuada higiene, para impedir que se pueda producir algún tipo de infección, la limpieza se debe realizar utilizando los productos y cumpliendo los pasos que el médico indique.

También es importante dormir boca arriba durante el mes siguiente a la cirugía de aumento de mamas y por supuesto, ser constante con los controles médicos. Es decir, asistir a todas las citas programadas con el médico, para garantizar la adecuada supervisión de la evolución del procedimiento y que el especialista pueda dar el visto bueno al procedimiento.


Cuidados de dos a 10 días después de la intervención

El lapso que va entre los 2 y 10 días después de la intervención para el aumento de mamas, los cuidados deben continuar, de lo contrario los resultados no serían los esperados. Al respecto, es cuando inician los ejercicios y masajes, los cuales permiten garantizar una apariencia natural.

También es clave para evitar que se puedan producir complicaciones, entre ellas la contractura capsular. En añadidura, después de los dos días de la operación, puede ser posible conducir, pero siempre y cuando el paciente no tenga la sensación de pinchazos o agujetas en el pecho y no sienta dolor. De cualquier forma, es el médico quien indica el momento preciso para ello.


Pasadas las 4 a 6 semanas después del aumento de pechos

Luego del primer mes de la intervención, ya es posible apreciar algunos de los resultados, ya que los senos comienzan a acomodarse y adoptar su posición natural. Además, el dolor ya ha pasado y no es necesario el uso de analgésicos.

También es el momento en el que puede iniciar la transición del uso del sostén quirúrgico, al sostén de apoyo o deportivo, aunque debe ser un proceso lento. También es el momento adecuado para regresar a la rutina de ejercicios, pero también de manera progresiva y con la autorización del médico.