Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Precauciones que deben seguir pacientes que estén recibiendo inmunoterapia con alérgenos y vayan a recibir la vacuna contra la COVID-19

La Dra. Martha CabreraEste enlace se abrirá en una ventana nueva, especialista en alergología del Centro Médico Quirónsalud Tres Cantos señala que si el paciente estuviera recibiendo una vacuna para tratar su alergia, en el caso de vacunas inyectadas, se recomienda dejar pasar un intervalo de 7-10 días entre la dosis de vacuna de alergia y la de la vacuna frente a coronavirus. En el caso de las vacunas sublinguales se debe omitir la dosis de la vacuna sublingual de alergia el mismo día de la vacunación frente a coronavirus. En este sentido, si produjesen síntomas, se recomienda posponer la reanudación de la vacuna sublingual hasta la resolución de los efectos secundarios de la vacuna frente al coronavirus (por lo general, de 1 a 3 días).

Dra_Martha_Cabrera_Sierra_2Dra_Martha_Cabrera_Sierra_2

Padecer alergias respiratorias (rinitis y/o asma) no entraña un riesgo aumentado de reacciones frente a las vacunas actualmente disponibles para combatir la infección por coronavirus. Como con cualquier otra vacuna, incluyendo las de alergia, tener síntomas alérgicos agudos de moderados a intensos es indicación de posponer la administración de la dosis de cualquier vacuna hasta la mejoría hacia una situación leve o la resolución de los síntomas. Por tanto, si una persona es citada para vacunarse del COVID-19 y estuviese padeciendo síntomas de alergia de cierta intensidad, debería posponer dicha cita y hacer uso de la medicación prescrita para combatir sus síntomas de alergia, pudiendo vacunarse cuando estuviese con síntomas leves o asintomática.

La vacunación con vacunas para tratar las alergias no es incompatible con las vacunas frente a COVID-19. Al igual que cuando concurre la vacuna de la alergia con otras vacunas, se recomienda, sin embargo, dejar pasar unos días entre las dosis de ambas vacunas: en el caso de que el paciente esté recibiendo una vacuna inyectada para sus alergias, se deben dejar pasar de 7 a 10 días entre la vacuna de la alergia y la vacuna del COVID-19. Se dará preferencia a la vacunación con la vacuna del COVID-19. Por otro lado, se procurará que la vacuna del COVID-19 se administre en el brazo contrario al que hayamos recibido nuestra última dosis de vacuna de alergia.

En el caso de que el paciente esté recibiendo una vacuna sublingual (ya sea en gotas o en tabletas), se debe suspender la administración de la vacuna de la alergia el mismo día que se vaya a inocular la vacuna del COVID-19 y los 7 días siguientes, sobre todo si se experimentan síntomas de una reacción vacunal del tipo malestar general, dolores musculares, fiebre, etc., hasta su resolución.

Reacciones alérgicas en relación con la vacuna del COVID 19:

Las vacunas, al igual que cualquier otro medicamento, pueden ser causa de reacciones alérgicas en aquella persona que se haya sensibilizado a su principio activo o alguno de sus componentes. En la actualidad, se han descrito reacciones alérgicas generalizadas (anafilaxia) en un número muy bajo de personas en comparación con el gran número de dosis administradas, con una tasa estimada de 2 a 3 reacciones anafilácticas por cada 100.000 dosis administradas. Por tanto, la posibilidad de que esto ocurra no es nula, pero es muy baja.

Debemos sospechar una posible reacción alérgica con la vacuna del COVID-19 si aparecieran síntomas locales o síntomas sistémicos. Dentro de los síntomas locales, deberíamos preocuparnos si la vacuna ha producido una reacción inflamatoria exagerada (hinchazón, con calor y picor, de más de 5 a 10 cm de diámetro) en la zona de inoculación ya sea de forma inmediata o transcurridas varias horas. Una reacción sistémica puede manifestarse de varias formas: con picor y/o enrojecimiento corporal generalizado, aparición de ronchas o tumefacción de partes blandas del cuerpo (labios, párpados, orejas. etc.); dificultad para respirar con ruidos en el pecho; dolor abdominal de tipo retortijón, con posibles náuseas, vómitos o diarrea asociados; sensación de mareo intenso o pérdida de conocimiento. Estos síntomas aparecen desde pocos minutos hasta incluso 30-45 minutos después de la inoculación de la vacuna. Ante la aparición de tales síntomas, debemos informar al personal sanitario que nos haya administrado la vacuna anti-COVID-19 y, de estimarse oportuno, ser derivados a un Servicio de Alergología de forma preferente antes de recibir la siguiente dosis de vacuna.


Etiquetas: alergia, vacuna, COVID-19, coronavirus, síntomas alérgicos, reacciones alérgicas, síntomas locales, síntomas sistémicos, quirónsalud, Centro Médico quirónsalud Tres Cantos, Servicio de Alergología, Dra. Martha Cabrera