Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

¿Puede una mujer recuperar el cuerpo que tenía antes del embarazo?

El Dr Israel Villena, cirujano estético del Hospital Quirónsalud Vitoria, nos resuelve las dudas más frecuentes que las mujeres que han dado a luz le plantean en la consulta.

vientre planovientre plano

El embarazo es una etapa en la que el cuerpo de la mujer sufre una transformación asombrosa, totalmente necesaria para traer al mundo a ese bebé tan deseado. Sin embargo, las consecuencias de esta etapa en el cuerpo de la mujer, dan lugar frecuentemente a problemas de autoestima en las nuevas mamás que no se reconocen a sí mismas cuando se ponen delante del espejo.

Por lo general, una de las partes más afectadas del cuerpo de la mujer, tanto por el embarazo como por el posterior periodo de lactancia, es el pecho. ¿Qué es lo que le ocurre? ¿Se puede solucionar?

El pecho suele aumentar muchísimo de tamaño durante el embarazo y, más tarde, durante el tiempo que dura la lactancia, su volumen aumenta y disminuye repetitivamente en muy cortos periodos de tiempo. Esto tiene consecuencias negativas tanto en la calidad de la piel como en la calidad de la propia mama. Generalmente, esta atrofia de la glándula mamaria solo puede corregirse con cirugías: la mamoplastia o la mastopexia , según sea el tratamiento para recuperar el volumen o para reposicionar la mama descendida. Estos tratamientos pueden combinarse para conseguir ambos efectos de reposicionamiento y recuperación del volumen.

El objetivo de esta cirugía, tan frecuente después del embarazo, es conseguir que el pecho de la mujer vuelva a ser como antes del embarazo o, incluso, en muchas ocasiones, llegar a lograr que la paciente se sienta más satisfecha que antes con su nueva figura.

En algunos casos es necesario utilizar prótesis mamarias, sobre todo cuando el problema principal es la pérdida de volumen o cuando se desea tener un tamaño de mama mayor y, en otros, lo que se hace es solo moldear la mama de la paciente de la mejor manera posible y volverla a colocar en su posición original.

Otra de las consecuencias negativas del embarazo en el cuerpo de algunas mujeres es la diástasis abdominal. ¿En qué consiste y cómo se corrige?

Las pacientes que sufren de diástasis abdominal notan que su musculatura abdominal se separa a nivel de la zona media. Es como si la musculatura del abdomen se partiera en dos y se "desprendiera" una mitad para cada lado.

Para solucionar este problema, utilizamos la abdominoplastia, técnica a través de la cual conseguimos volver a colocar los músculos del abdomen en su posición correcta. A su vez, esta cirugía corrige también otro tipo de "efectos secundarios" del embarazo como la flacidez cutánea, las estrías o los diferentes depósitos de grasa acumulados en la zona.

¿Cuál es el mejor momento para pasar por el quirófano después de ser mamá?

Esta es una de las preguntas más frecuentes en la consulta. Depende mucho del tipo de cirugía que se quiera realizar. En el caso de las abdominoplastias, por ejemplo, nuestra recomendación es que se deje pasar alrededor de un año desde la fecha del parto. Sin embargo, en las cirugías de las mamas, lo que se recomienda es dejar pasar entre seis meses y un año desde el momento en el que terminó la lactancia.

¿Es aconsejable realizarse este tipo de cirugías si se tiene la idea de volver a ser mamá?

Esa es una decisión muy personal. Es posible realizarse este tipo de intervenciones y posteriormente volver a ser mamá. Sin embargo, es cierto que, en muchas ocasiones, tras el segundo embarazo vuelven a aparecer los mismos problemas que aparecieron después del primero y, si se quiere volver a recuperar la figura deseada, es necesario pasar nuevamente por quirófano.

¿Se puede recuperar el cuerpo que teníamos antes del embarazo?

Sí, claro. El objetivo principal de estas cirugías es que la mujer se reconozca a sí misma, se sienta bien consigo misma y que sienta que "vuelve a ser ella".

Hay muchos casos en los que, incluso, se logra que la mujer obtenga una figura mucho más esbelta de la que tenía antes del embarazo.