El Hospital Universitario Quirónsalud Madrid ha sido el primero en España en adquirir un nuevo equipo de tomografía computarizada de nueva generación que permite efectuar estudios coronarios en un solo latido y que reduce en un 82% la radiación que recibe el paciente, en comparación con los equipos actuales.

Esta nueva tecnología, producida por la empresa GE Healthcare, es la última generación de escáner y representa un salto cualitativo respecto a los equipos actuales. Es capaz de tomar imágenes del paciente a gran velocidad, lo que "permite estudiar el corazón en una fracción de latido (0,28 segundos)2 y así obtener imágenes de las arterias coronarias con mucha definición y sin la degradación causada por los movimientos cardiacos", explica el doctor Vicente Martínez de Vega, jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Además de la velocidad, la gran ventaja de este nuevo equipamiento es la capacidad de adquirir imágenes con muy bajas dosis de radiación X. El nuevo escáner del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid radia un 82% menos que un escáner actual. Este hecho "abre muchas puertas a algunas pruebas que sabemos que son útiles pero cuya aplicación está limitada por la radiación. Un ejemplo claro es la utilización de la tomografía computarizada en niños cuando haya una clara indicación clínica. Otra aplicación es el cribado en pacientes fumadores para detectar el cáncer de pulmón de forma precoz. Estos cribados ya se practican en Estados Unidos y en otros países europeos y están demostrando que con ellos se reduce la mortalidad", abunda el doctor Martínez de Vega.

La baja radiación es útil en pacientes que requieren someterse a estudios periódicos para controlar la evolución de su patología, como los enfermos oncológicos o aquellos con algún tipo de anomalía vascular, como los aneurismas.

Otra ventaja que aporta esta tecnología es que permite efectuar estudios con baja cantidad de contraste yodado. "El contraste es una sustancia que contiene yodo y tras inyectarse al paciente aumenta la densidad de vasos y órganos. Puede causar lesiones renales en algunos sujetos. El uso de menor cantidad reduce este riesgo", apunta el especialista.

Luis Campo, presidente de GE Healthcare destaca que este equipo "puede en muchos casos evitar el uso de técnicas invasivas como el cateterismo, especialmente en pacientes de bajo riesgo". Para Campo, "muchos pacientes con sospecha de enfermedad coronaria se someten a exámenes invasivos; sin embargo, las pruebas de imagen no invasiva que se hacen con esta tecnología ofrecen una mayor comodidad a los pacientes y una mayor eficiencia al centro hospitalario".

1http://www3.gehealthcare.es/es-es/productos/categorias/tomografia_computarizada/revolution_ct#tabs/tabCBB1267F31A54D93A53D7781F11DDFFEEste enlace se abrirá en una ventana nueva

2http://www3.gehealthcare.es/es-es/productos/categorias/tomografia_computarizada/revolution_ct#tabs/tabCBB1267F31A54D93A53D7781F11DDFFEEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Infografia-tac-QS-madrid