El Centro Médico Teknon ha realizado con éxito la primera inyección de células madre en España para tratamiento de la sequedad de boca. La intervención ha tenido por objetivo la regeneración del tejido glandular salival del paciente, de 63 años, severamente dañado como consecuencia del tratamiento de radioterapia recibido para tratar un cáncer de lengua.

El procedimiento, llevado a cabo por los doctores Robert Soler y Lluís Orozco, directores del Instituto de Terapia Regenerativa Tisular de Teknon, y el doctor Jordi Coromina, director del Departamento de Otorrinolaringología de dicho centro médico, ha consistido en la extracción de células mesenquimales del tejido adiposo con el objetivo de recuperar la secreción de saliva del paciente.

Las células del paciente fueron extraídas a través de una liposucción. Posteriormente, en el laboratorio, fueron aisladas, expandidas y concentradas de acuerdo con el volumen de las glándulas submaxilares del paciente, medido previamente a través de una resonancia magnética. Dichas células fueron finalmente inyectadas la semana pasada. La intervención fue aprobada el pasado 28 de febrero por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. "Este procedimiento es una vanguardia total y absoluta. Somos los primeros en España que realizamos este tratamiento", afirma el doctor Soler, responsable de esta fase terapéutica, que finaliza: "La intervención es muy esperanzadora porque nos permitirá ver los resultados que el equipo de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), el primero del mundo en realizar este ensayo clínico, ya tiene asentados como buenos".


También conocida como xerostomía, la sequedad de boca afecta actualmente al 20% de la población española, aumentando su prevalencia hasta el 50% en personas de edad avanzada. Puede tener varias causas, siendo las más frecuentes la toma continuada de medicación —más de 3.000 fármacos pueden provocarla como efecto colateral—, varias enfermedades autoinmunes y, en los últimos años, se observa un aumento de casos debido a la exposición a radioterapia recibida durante el tratamiento de cánceres de cabeza y cuello.


"Se estima que en España surgen entre 6.000 y 10.000 nuevos casos de hipofunción salival crónica como efecto adverso de la radioterapia, siendo esta la complicación más frecuente a largo plazo", afirma el doctor Jordi Coromina, responsable de la intervención quirúrgica. "Con el procedimiento realizado se inicia un nuevo paradigma terapéutico para los cientos de miles de españoles que sufren sequedad de boca y que no encuentran en las terapias actuales una solución efectiva para sus molestias crónicas", confirma.