Las enfermedades de transmisión sexual como la sífilis están incrementando su incidencia. En la actualidad el índice de mortalidad lo protagonizan la enfermedad del cáncer y las enfermedades circulatorias (infartos, ictus, etcétera) ya que gracias a los antibióticos las enfermedades infecciosas se controlaron. Ahora las prácticas sexuales descontroladas y el hecho de que se haya bajado la guardia con los antibióticos vuelven a ofrecer un terreno fértil a este tipo de enfermedades.
Fuente: ForumLibertas.com