El primero en recibirlos fue el pequeño Samuel, con tan solo dos días, que posó en brazos del rey junto a su madre Elena, en la sala de juegos de la planta materno infantil.
Fuente: Este de Madrid