Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

¿Sabrías cómo actuar en caso de intoxicación alimentaria?

Intoxicaciones alimentariasIntoxicaciones alimentarias

Cuando ingerimos alimentos que han caducado o que no han sido conservados de manera adecuada o que han sido contaminados durante su manipulación, podemos sufrir una intoxicación alimentaria.

Debido a numerosos factores como las altas temperaturas, las vacaciones etc, el verano es la época del año con mayor número de intoxicaciones alimentarias. Pero, ¿Sabrías como reconocerlas?

Los síntomas de una intoxicación suelen aparecer entre las 2 y las 6 horas tras la ingesta del alimento en mal estado. No obstante, el trastorno que causa suele durar unas 48 horas.

Los síntomas son muy inespecíficos y variables en función de cada persona. Puede cursarse tanto malestar general como fiebre, o síntomas más relacionados con la ingesta como náuseas, vómitos, diarreas, dolor de estómago, ardor etc

Recomendamos seguir una dieta líquida tras la ingesta y mantener el organismo hidratado. Al mejorar ir incorporando, alimentos como el pollo, el pescado blanco, arroz blanco, patata cocida, manzana asada… de manera escalonada.

Por otro lado, es recomendable evitar frutas y verduras crudas, alimentos integrales, dulces, frutos secos, lácteos (salvo el yogur) etc. Nuestro cuerpo necesita que le demos tiempo tras el trastorno.

Pregunta a tu médico si los síntomas no mejoran en 24-48 horas, y para cualquier duda relacionada con tu alimentación, recuerda que en la consulta de nutrición podemos asesorarte.