Para reducir el peso ganado, lo primero es consultar a un médico especialista que nos aconseje una dieta personalizada. ¿El secreto? Evitar el picoteo entre comidas, el alcohol y los alimentos con alto contenido de grasa o azúcares, los culpables de nuestro sobrepeso estival. ¿Te apuntas?.
Fuente: Medicina TV