20160322_164956

La estenosis aórtica grave es una patología por la que la válvula aórtica no se abre y se cierra correctamente, dificultando la circulación del flujo sanguíneo y provocando síntomas como fatiga, dolor de pecho y mareos, debido a que el corazón falla por exceso de carga. Mediante el Implante transcatéter valvular aórtico o TAVI, se ofrece una alternativa a pacientes que por motivos de edad o por presentar ciertos riesgos quirúrgicos resultan inoperables mediante una cirugía abierta.

Procedimiento de la Intervención

La intervención se realiza habitualmente con la introducción de unos catéteres bien por la arteria femoral del paciente, o bien por vía transtorácica o transapical, mediante una pequeña incisión debajo del pecho que permite llegar hasta la válvula aórtica dañada.


implante valvular

A través de esta incisión se introduce la válvula biológica montada sobre una malla metálica (stent) que con la ayuda de un dispositivo de transporte (catéter balón o catéter liberador) se sitúa sobre la válvula nativa aórtica enferma. Éste procedimiento se realiza con un sistema de monitorización por Rayos X en la sala de Hemodinámica. Con esta técnica, se consigue restablecer la circulación normal de salida de la sangre del lado izquierdo del corazón y se mejora la situación clínica del paciente.

El procedimiento requiere que los centros cuenten con una sala de hemodinámica equipada con tecnología avanzada, y la coordinación de un equipo multidisciplinar, formado por cardiólogos, cirujanos cardíacos, cirujanos vasculares, hemodinamistas, ecocardiografistas, anestesistas y enfermería especializada. Cada uno con máximas garantías de solvencia, para la realización de las distintas funciones específicas necesarias para la correcta implantación de la válvula y la obtención de resultados satisfactorios.

IMG_0389Los centros de Quirónsalud en Baleares, cuentan con los equipos médicos y las salas de hemodinámica dotadas con toda la tecnología necesaria, para la realización de este procedimiento. En la Clínica Rotger el Doctor Álvaro Merino y en el Hospital Quirónsalud Palmaplanas, los doctores Armando Bethencourt, Vicente Peral y Alfredo Gomez coordinados con los Servicios de Cirugía Cardíaca ya han aplicado con éxito esta técnica en diversos pacientes.

Ventajas de la TAVI

Con esta técnica se simplifica la intervención. No es necesario un proceso quirúrgico abierto que alarga las horas de cirugía, y se evita la necesidad de utilizar un sistema de circulación extracorpórea. En algunos casos, no es necesaria la anestesia y puede intervenirse bajo sedación. Además, el proceso postoperatorio del paciente se reduce en el tiempo de permanencia en la UCI, y en el periodo de ingreso hospitalario. También se requieren menos cuidados y atenciones posteriores.

Una vez realizada la intervención, el paciente aumenta significativamente su supervivencia y experimenta una mejora en su calidad de vida, con menos necesidad de reingresos hospitalarios, menos anginas de pecho y menos insuficiencia cardiaca.

Los primeros estudios realizados sobre los resultados de esta técnica informan de que a los dos años de haberse producido el implante valvular, el 94% de los pacientes, mantienen una elevada capacidad funcional. Hecho de gran importancia en pacientes graves, que por su delicado estado de salud, no habrían accedido a un tratamiento eficaz.

Etiquetas: tavi, estenosis aórtica, implante valcular aórtico transcateter