Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Signos para detectar la dermatitis del pañal

El uso regular de un pañal, especialmente en aquellos casos en los que su cambio sea poco regular o esté húmedo, puede provocar problemas de irritación en las nalgas del bebé. La dermatitis del pañal está relacionada con la sensibilidad de la piel y el roce del pañal. Es un síntoma de alarma para los padres y resulta molesto para el bebé.

Los síntomas más característicos de esta dermatitis son el enrojecimiento de la piel de los glúteos, muslos y genitales y las molestias que el bebé siente, visibles en los procesos de cambio de pañal, ya que empieza a quejarse o llorar al lavarle o tocarle la zona en contacto con el mismo.

Las causas de esta irritación pueden ser provocadas por diferentes causas, entre las que se encuentran:

  • Irritación por exposición prolongada a heces u orina.
  • Rozadura de la ropa o pañal cuando quedan demasiado ajustados.
  • Aplicación de toallitas u otros productos de limpieza que puedan irritar las pieles sensibles.
  • Ingesta de nuevos alimentos sólidos que pueden provocar cambios en las heces del bebé.
  • Irritación por el uso de nuevos productos para el cuidado de la piel.
  • Infecciones provocadas por la mezcla de calor y humedad que producen hongos y bacterias, especialmente en los pliegues de la piel.
  • Limpieza excesiva de la zona del pañal.
  • Los bebés con dermatitis atópica u otros problemas de sensibilidad en la piel son más propensos a padecer este tipo de irritaciones.
  • Ingesta de antibióticos que pueden provocar diarrea o irritación en la zona.

Su tratamiento puede realizarse en casa siguiendo una serie de sugerencias, aunque es recomendable consultar a un experto en los casos en los que la dermatitis del pañal esté acompañada de fiebre, supuración, picor o sangrado de las heridas. En cualquier caso, existen una serie de consejos a seguir para prevenir y tratar los casos de dermatitis del pañal:

  • Cambio de pañales con frecuencia.
  • Cuando sea posible, es recomendable dejar al bebé pequeños períodos de tiempo sin el pañal para que la piel respire.
  • Enjuagar las nalgas del bebé con agua tibia en cada cambio de pañal. Evitar el uso de jabones y toallitas con alcohol o perfume.
  • Secar la piel a golpecitos o al aire libre, ya que frotar las nalgas del bebé puede aumentar la irritación.
  • Utilización de pañales de la talla correcta, que no queden demasiado ajustados y pueda producir rozaduras.
  • En casos de frecuente irritación, utilizar cremas "barrera" que se adhieren a la piel y evitan su contacto con la humedad.
  • Evitar el uso de polvos de talco en casos de dermatitis del pañal, pues puede penetrar en la herida y aumentar la hinchazón.