Para ello, una de las herramientas más eficaces es el diagnóstico genético, capaz de identificar, a través de un cribado genético familiar, a las personas que expresan la enfermedad desde el nacimiento.
Fuente: Gaceta Médica digital