Por fin tienes a tu bebé en brazos y ya te chupetea el pezón. Aunque tome poco, el calostro le aporta muchos nutrientes y en unos días empezará a fluir la leche.

Marga Castro. Asesora: Carmen García Jiménez, matrona en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.
Fuente: Crecer Feliz