imagenprostata

Entre un 20 y un 50 por ciento de los pacientes sometidos a prostatectomía radical presentan recurrencias del tumor. Una elevación de los niveles de PSA ayuda a detectar esa recurrencia; sin embargo, para un tratamiento adecuado es muy importante conocer la localización y el tipo de recidiva.

Para estudiar la mejor manera de hallar esta localización, el doctor Felipe CouñagoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, ha realizado una parte de su tesis doctoral comparando la utilidad del estudio de PET-TC Colina y Resonancia Magnética Multiparamétrica de tres Tesla sin antena endorrectal en estos pacientes. En la investigación también han participado los doctores Manuel RecioEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Antonio MaldonadoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, de los Servicios de Diagnóstico por la Imagen y Medicina Nuclear del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. El Dr. Maldonado, Jefe de Servicio de Medicina Nuclear ha presentado los resultados de este análisis en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Nuclear e Imagen Molecular, que se ha celebrado en San Diego (Estados Unidos).

La investigación ha observado que la resonancia magnética es más útil en la detección de recidivas locales. Ambas técnicas (PET-Colina y resonancia magnética) tienen una efectividad similar en la detección de afección linfática y metástasis óseas.

El uso de técnicas de imagen para la localización de las recidivas en el cáncer de próstata cambió en un 58 por ciento la decisión de tratamiento. La combinación de ambas técnicas permite realizar el tratamiento más adecuado para cada paciente.