"El efecto protector podría deberse a otros componentes del café distintos de la cafeína ya que se encontró un efecto protector del café descafeinado, aunque menos intenso, en los estudios que lo evaluaron", explicó la jefa asociada de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz, la doctora Pilar Riobó.
Fuente: Salut i Força