Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Tras los excesos navideños, hay que huir de las dietas restrictivas, depurativas o milagrosas

Elena de la Fuente, nutricionista del Hospital Quirónsalud San José, recomienda, entre otras pautas, fijarse objetivos a corto y medio plazos, planificar las comidas y realizar ejercicio físico de forma regular

Con el final de las fiestas navideñas terminan también las celebraciones culinarias propias de esos días, en las que por norma se come más de lo que el cuerpo necesita. "Dentro de los múltiples propósitos que se plantea la gran mayoría de la población para el nuevo año, el que encabeza de lista es, sin duda, el deseo de perder peso", afirma Elena de la Fuente, nutricionista del Hospital Quirónsalud San José, quien añade que en general se tiende a realizar dietas restrictivas, depurativas, etc. que no son nada recomendables para el organismo.

Elena de la Fuente @PATRICIA KNABE

Para quienes quieren retomar los hábitos interrumpidos durante la Navidad o iniciar un estilo de vida saludable, esta especialista da los siguientes consejos:

• Objetivo realista a corto y medio plazo. "Márcate un objetivo que puedas cumplir y comprométete con él; de esta forma te sentirás más motivado al ver que vas cumpliendo con lo que te has propuesto y lo podrás mantener a largo plazo", aconseja Elena de la Fuente. Es importante que el propósito sea concreto y medible, como, por ejemplo, consumir cinco raciones de frutas y verduras diarias, salir a correr dos días a la semana... "Puedes preparar tu propio calendario de intenciones, anotando cada una y señalando su cumplimento para medir tus progresos. Cada semana podrás aumentar la lista o mantener las que te has propuesto hasta el momento. Es una herramienta muy útil que ayuda a tener más adherencia al proceso", abunda la nutricionista.

• Planificación. Si lo que se quiere es llevar un estilo de vida saludable, lo mejor es planificar tanto las comidas como los días en que se va a practicar ejercicio. "Prepara una lista con todo lo que vayas a necesitar hasta la siguiente compra. Puedes hacer incluso un calendario y colocarlo en un lugar visible y apuntar la planificación de menús para esa semana. De tal forma que sepas cada día qué vas a comer y tengas disponible los alimentos que necesites para cada ingesta", recomienda. Este sistema de control es también válido para el programa de actividad física.

• Evitar las sobras de las fiestas navideñas. Para retomar o iniciar un estilo de vida saludable es importante no tener al alcance los productos que hayan sobrado de las fiestas (turrones, polvorones, bombones, alcohol...). "Puedes regalarlos o donarlos para evitar la tentación a la vista y así no consumirlos", comenta Elena de la Fuente, quien sugiere congelar las sobras o dárselas a los invitados, pues "de lo contrario no solo cometeremos el exceso el día de celebración, sino también los posteriores".

• Rechazar las dietas milagro. No hay que caer en la trampa de las dietas o productos milagrosos. "Está más que demostrado que son métodos peligrosos para la salud, que no generan hábitos de alimentación saludable y que, además, están expuestos al efecto rebote", recuerda. Si realmente se quiere perder peso o mejorar la alimentación, hay que ponerse en manos de un dietista- nutricionista que es el profesional que mejor puede ayudar a conseguirlo.

• Beber agua. La fuente principal de hidratación ha de ser el agua. Hay que evitat el consumo de alcohol, zumos (aunque sean naturales) y refrescos.

• Hacer ejercicio. Tan importante es comer de manera saludable como la práctica regular de ejercicio físico. "Buscar alguna actividad que te guste y que te encaje en tu rutina, esa será la clave para que la puedas mantener a largo plazo. Bailar, nadar, correr, yoga, caminar, montar en bici, patinar, tablas de ejercicio en casa... tienes multitud de opciones donde elegir, escoge la que más te guste", concluye Elena de la Fuente.


Etiquetas: Elena de la Fuente, Endocrinología y Nutrición, Hospital Quirónsalud San José, Excesos navideños, Dietas milagro