Tengo 63 años y hace poco más de un año la vida me cambió radicalmente.
Fuente: La Razón