Tratamiento con ondas de choqueImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLas ondas de choque, una técnica utilizada para tratar patologías del sistema músculo-esquelético como calcificaciones o tendinosis, entre otras, está obteniendo muy buenos resultados en el Grupo Hospitales Miguel Domínguez.

Pacientes de diferentes puntos de la geografía gallega acuden al Centro de Rehabilitación y Fisioterapia Miguel Domínguez para poder hacer uso de esta terapia pionera y exclusiva que está disponible en muy pocos centros en la comunidad, y cuya tasa de éxito clínico se sitúa entre el 77 y el 80% en todo el mundo.

Las ondas de choque son ondas acústicas o pulsos sónicos que, gracias a un efecto mecánico y biológico, consiguen tener un efecto beneficioso y regenerador de los tejidos sin necesidad de acudir a técnicas invasivas o anestesia, especialmente en el tratamiento de dolencias del sistema músculo-esquelético (calcificaciones, tendinopatías degenerativas, fascitis plantar, enfermedad de De Quervain, pseudoartrosis, fracturas de estrés, osteonecrosis, osteocondritis disecante, síndromes musculares, espasticidad, heridas, úlceras y quemaduras cutáneas).

Generalmente, la duración del tratamiento implica de 3 a 9 sesiones, dependiendo del problema. Cada sesión tiene una duración de entre 5 y 10 minutos y se realiza una por semana.