varices_definicionImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLas varices, esas dilataciones venosas producidas por la alteración de sus válvulas que impiden el adecuado retorno de la sangre hacia el corazón, se presentan en un 10% de la población, con una incidencia cuatro veces superior en la mujer; o lo que es lo mismo, afectan a una de cada cinco españolas. Según el doctor Antonio Ballester, especialista en angiología y cirugía vascular de Hospital Quirón Torrevieja, 'en muchas ocasiones se producen por efecto de los embarazos que empeoran el retorno venoso o el sobrepeso'.

Cuando por diversas razones al cuerpo le resulta imposible hacer que la sangre vuelva con fluidez al corazón, ésta se va estancando, y para que tenga sitio el vaso (la vena) se va dilatando. En un primer momento, si se favorece el retorno venoso, dicha dilatación desaparece y la vena vuelve a ser normal. Pero si dura demasiado, la vena se da de sí, 'cede', las válvulas dejan de funcionar y el problema ya no se solucionará cuando se favorezca el retorno.

A los vasos dilatados se les llama varices, y pueden aparecer en cualquier lugar del organismo, aunque las más frecuentes son en las piernas. Las varices tienden a hacerse más grandes con el tiempo, y pueden llegar a ser causa de edemas (hinchazón) en las piernas y úlceras varicosas, que a menudo se preceden de pigmentación morada de la piel.

Según el doctor Ballester, 'los síntomas pueden ser las venas agrandadas visibles bajo la piel de las piernas, la coloración morada-grisácea de los tobillos o pantorrillas y las úlceras en la piel de los tobillos'.


Cómo tratar las varices

  • Medidas inmediatas a tener en cuenta. Si el trabajo o la vida diaria son sedentarios, hay que flexionar piernas y tobillos frecuentemente, levantarse y andar. Al final del día, ayudará a aliviar toda tumefacción el elevar las piernas unos centímetros por encima del nivel del corazón (por ejemplo, tumbados).
  • El ejercicio regular como la bicicleta, el paseo o la natación disminuye la presión en las venas y alivia las molestias.
  • Medias compresivas. Proporcionan alivio inmediato y duradero, al comprimir las varicosidades y mejorar así el retorno venoso. Suelen estar diseñadas de forma que la máxima compresión se da alrededor de los tobillos y pantorrillas. Pueden estar indicadas también en el embarazo.
  • Evitar sentarse o estar de pie quieto durante largos períodos.
  • Cirugía. Las varices pueden quitarse mediante intervención quirúrgica, que debe incluir la escisión de la vena más grande y de sus tributarias o colaterales. El beneficio a largo plazo en pacientes apropiados es muy alto. La cirugía suele complementarse con la esclerosis de varices.
  • Esclerosis de varices. Para varicosidades pequeñas, pero con efecto estético, se suele emplear una técnica que consiste en inyectar directamente en cada vénula superficial varicosa una sustancia química que produce una inflamación de la vénula, que luego se sigue de cicatrización.