Consultas Dr RosellImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoInvestigadores expertos del Grupo Español de Cancer de Pulmón (GECP) y de Pangaea Biotech S.L, publicaron hoy en la prestigiosa revista JAMA Oncology su artículo "Association of EGFR L858R mutation in circulating free DNA with survival in the EURTAC trial" en el que demuestran la viabilidad de utilizar ADN circulante libre (cfDNA) a partir de muestras de sangre recogidas de pacientes con cáncer de pulmón avanzado de célula no pequeña (CPCNP) como un sustituto para biopsias de tejido.

'El análisis en tejido tumoral sigue siendo el método recomendado para la detección de la presencia de mutaciones de EGFR oncogénicos. Sin embargo, la cantidad de tejido tumoral obtenido por biopsia es a menudo insuficiente, especialmente en CPCNP avanzado, planteando la cuestión de si cfDNA puede ser utilizado como una biopsia líquida sustituta para la detección no invasiva de las mutaciones de EGFR,' comentan los autores en la publicación.

Mediante esta novedosa técnica, el grupo liderado por el Dr Rafael Rosell buscó detectar mutaciones en el gen receptor de factor de crecimiento epidérmico (EGFR) que impulsan el crecimiento del tumor y correlacionan su presencia con los tiempos de supervivencia para estos pacientes.

Este análisis era un objetivo secundario del estudio EURTAC, promovido por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y que llevó a la aprobación por parte de la FDA del inhibidor de Roche, Tarceva® en 2013 para pacientes con la mutación EGFR en primera línea. Para llevar a cabo el presente análisis, el Dr Rosell y coautores examinaron mutaciones de EGFR en cfDNA aislados de 97 muestras de sangre. En 76 muestras de 97 (78 por ciento) de los pacientes, se detectaron mutaciones de EGFR en cfDNA.

El tiempo medio de supervivencia global fue menor en los pacientes con la mutación L858R en cfDNA que en aquellos con el exón 19 deleción (13,7 vs 30 meses). Para los pacientes con la mutación L858R en el tejido, el tiempo medio de supervivencia global fue de 13,7 meses para los pacientes con la mutación L858R en cfDNA y 27,7 meses para aquellos en los que no se detectó la mutación en cfDNA. Para los 76 pacientes con mutaciones de EGFR en cfDNA, sólo erlotinib tratamiento fue un predictor independiente de la enfermedad ya la supervivencia libre de progresión. Por lo tanto, la presencia de la mutación de EGFR L858R y su detección en sangre ahora se puede considerar como un factor pronóstico y predictivo con aplicación a la práctica clínica. El ensayo es el primero en comparar la supervivencia en CPCNP avanzado según la detección de mutaciones en cfDNA vs tejido.

El estudio no es el primero en incorporar técnicas de detección en sangre. No obstante, el test desarrollado por los investigadores de Pangaea Biotech y licenciado por Labco Quality Diagnostics es el primero en ser lo suficientemente sensible y especifico para poder ser incorporado en la práctica clínica diaria.

Según el Dr Rosell 'Se han hecho grandes avances en el tratamiento de cáncer de pulmón en los últimos años; sin embargo, todavía hay muchas cuestiones pendientes; para empezar a buscar las respuestas, hace falta nuevos ensayos que incorporan el análisis de sangre. Algo que se está volviendo cada vez más claro es que el tratamiento con fármacos únicos contra el EGFR mutado es insuficiente. Con esto en mente, se están llevando a cabo dos ensayos clínicos a gran escala, el BELIEF y el GOAL utilizando el test de Pangaea Biotech, con combinaciones de fármacos, en los que estamos analizando las mutaciones de EGFR en el suero antes de iniciar el tratamiento, en el momento de la respuesta y en el momento de la progresión. Estos ensayos podrían contribuir a mejorar el tratamiento y podrían ser los primeros en monitorizar la mutaciones de EGFR en cfDNA'.

El Dr Rosell opina que 'la necesidad de determinar las mutaciones de EGFR en cfDNA, y monitorizar continuamente la respuesta al tratamiento durante el curso de la enfermedad es clara. Gracias a JAMA Oncology, ahora dicha necesidad podría ser más fácilmente reconocida y aceptada. Gracias a nuestros socios, Labco Quality Diagnostics, ahora tenemos la posibilidad de alcanzar a aún más pacientes con la distribución de nuestro test de detección en sangre a través de la mayor red de laboratorios clínicos de Europa y Latinoamérica.'

El tratamiento de CPCNP ha cambiado drásticamente desde que se descubrió en el año 2004 que las mutaciones en el gen EGFR causan el cáncer de pulmón en algunos pacientes (sobre todo aquellos con adenocarcinomas de pulmón, mujeres y los no fumadores o exfumadores). Estudios de cribaje para detectar las mutaciones en el EGFR pueden ahora determinar qué pacientes tienen más probabilidades de beneficiarse de los medicamentos dirigidos tales como Tarceva®; los pacientes tratados con este medicamento responden significativamente mejor, y de más larga duración, en comparación con la quimioterapia. Dado las dificultades anteriormente comentados en obtener tejido tumoral mediante la biopsia tradicional, esta nueva técnica de detección en sangre es un método prometedor para el cribaje.

Sobre el GECP y el ensayo EURTAC
El Grupo Español de Cáncer de Pulmón se fundó por un grupo de médicos oncólogos en el año 1991 con un claro objetivo: avanzar en el tratamiento de cáncer de pulmón mediante la investigación y la prevención. El GECP es un grupo cooperativo multicéntrico y multidisciplinar formado por más de 132 hospitales y 260 médicos españoles especializados en oncología médica, cirugía torácica e investigadores básicos. Ha desarrollado su actividad de investigación clínica en los diferentes tipos de cáncer de pulmón y en situaciones clínicas diferentes, desde estadios iniciales hasta estadios avanzados. En los más de 60 protocolos y ensayos clínicos que ha llevado a cabo se han tratado 8.000 pacientes. Participa, desarrolla y coordina proyectos internacionales con otros grupos cooperativos de referencia en la investigación clínica del cáncer de pulmón.

El ensayo EURTAC, promovido por el GECP, fue el primero en demostrar la superioridad de Tarceva® sobre la quimioterapia en pacientes occidentales con el EGFR mutado. Los resultados del ensayo fueron claves para la aprobación de Tarceva® por la Agencia Europea de Medicina (EMA por sus siglas in inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de los EE.UU. para el tratamiento en primera línea de estos pacientes.