HQZ_pakistanImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoUn equipo de tres médicos aragoneses, entre los que se encuentra el doctor Rafael Hernández, anestesista en Hospital Quirón Zaragoza, ha viajado a Pakistan para desarrollar un proyecto solidario para mejorar la calidad de vida de las mujeres pakistaníes atacadas brutalmente con ácido, reconstruyendo gracias a la cirugía plástica la cara y permitir de esta manera su posible reintegración familiar y social. Los dos cirujanos plásticos, la doctora Sonia Peña y el doctor Julio Murillo, junto al doctor Hernández, han viajado a la ciudad de Lahore, donde una Fundación local, llamada Depilex Smile Again, ayuda a estas mujeres, proporcionándoles especialistas que acuden de todos los países del mundo y luchando por su reinserción sociolaboral , evitando así el aislamiento social que sufren.

En Pakistán hay cuatro millones de mujeres afectadas por las quemaduras y muchas de ellas pasan por un calvario de diversas intervenciones quirúrgicas, del orden de 10 a 15 cirugías, para poder recuperar la funcionalidad de la cara, respirar, comer o poder cerrar los ojos.

Durante la estancia los tres doctores han podido tratar a 35 pacientes, 15 de ellas quirúrgicamente y el resto han recibido tratamiento médico de las secuelas, con las dificultades materiales de acceso a la medicación y materiales de la zona, parcialmente suplido por la colaboración con Fundación Quirón entre otras organizaciones.