A través de un sencillo análisis de sangre, se aísla el ADN del paciente y se pueden analizar los genes asociados con la intolerancia al gluten, la intolerancia a la lactosa y la histaminosis (DAO).

¿A quién va dirigido?

* A personas con problemas digestivos (con síntomas de intolerancias, malabsorción, diarreas, etc).

* A personas con problemas extradigestivos (dolores óseos, dolores articulares, fatiga, osteoporosis, migrañas, etc).

* A personas con alteraciones analíticas como anemia o alteraciones de la coagulación sanguínea.

Recomendamos que esta prueba sea prescrita por un especialista, quien además te explicará posteriormente los resultados.

¿Por qué es recomendable?
  • Para poder hacer un diagnóstico precoz de las intolerancias genéticas digestivas que presenta el paciente y poder administrar el tratamiento adecuado desde el momento inicial del diagnóstico.
  • Para poder evitar las complicaciones derivadas del infradiagnóstico que pueden afectar a distintas funciones del organismo: reumáticas, osteomusculares, endocrinas, dermatológicas, ginecológicas, reproductivas, neurológicas o psiquiátricas.
  • Para poder descartar, en caso de un resultado negativo, y con una seguridad cercana al 100%, la intolerancia al gluten, a la lactosa o la falta de actividad de la enzima DAO.
  • Para poder prevenir estas enfermedades y sus complicaciones en familiares, al tratarse de enfermedades genéticas y hereditarias.

El resultado es válido para toda la vida, no hace falta repetirlo, ya que el ADN no varía.

La información que nos aporta este estudio es útil para los familiares del paciente (padres, hijos, hermanos, etc.)