Se trata de un estudio genético a partir de una muestra de sangre para conocer el riesgo a padecer intolerancias genéticas digestivas (al gluten, a la lactosa y a la fructosa) y poder descartar la enfermedad con un 99% de seguridad, en caso de obtener un resultado negativo.

Al tratarse de trastornos hereditarios, es importante realizar los estudios a los familiares de primer grado (padres, hijos, hermanos) con el fin de poder realizar un diagnóstico adecuado en el momento de presentar síntomas o poder descartar la enfermedad.

¿A quién va dirigido?

* A aquellos que deseen conocer su riesgo genético a padecer intolerancia al gluten, a la lactosa o a la fructosa.

* A personas que presenten síntomas digestivos.

* A personas con algún familiar cercano con estas intolerancias.

Recomendamos que esta prueba sea prescrita por un especialista, quien además te explicará posteriormente los resultados.

¿Por qué es recomendable?

Los síntomas de las intolerancias alimentarias al gluten, la lactosa y la fructosa son muy similares, y esta prueba ayuda a:

  • Determinar cuál es la intolerancia presente.
  • Que el especialista adapte la dieta de forma personalizada, obteniendo unos resultados rápidos y certeros, eliminando de la dieta el alimento perjudicial para el paciente e incluyendo, si es necesario, otros alimentos que tengan las mismas propiedades nutricionales para obtener una dieta equilibrada en nutrientes.

El resultado es válido para toda la vida, no hace falta repetirlo, ya que el ADN no varía. La información que nos aporta este estudio es útil para los familiares del paciente (padres, hijos, hermanos, etc.)