¿A quién va dirigido?

Hay personas que saben que tienen antecedentes genéticos que pueden tener impacto en la salud de su descendencia; parejas que no logran que un embarazo prospere, o parejas que prefieren asegurar al 100% la salud de su futuro hijo. Todos ellos tienen algo en común: el deseo de un niño sano.

El test de Compatibilidad Genética está dirigido a todas aquellas parejas que estén planeando tener un bebé y que deseen asegurar la salud de su futuro hijo evitando cualquier posible enfermedad recesiva.

*En el caso de que existan problemas de fertilidad y sea necesaria la opción de donación de óvulos o de esperma, este test deberá realizarse al donante, ya que será su copia de ADN la que pase a vuestro futuro bebé.

¿En qué consiste?

El test de Compatibilidad Genética incluye el estudio de 10.000 mutaciones en 600 genes responsables de enfermedades recesivas.

Según la OMS, la prevalencia de estas enfermedades es de menos de 5 cada 10.000 personas.

Es el test de compatibilidad genética más completo del mercado. Con una sensibilidad del 98%.

  1. Primero deberás realizar un cuestionario de salud y rellenar una solicitud de test genético.
  2. Después te extraeremos una simple muestra de sangre.

En tan sólo 45 días tendrás los resultados del análisis.

¿Por qué es recomendable realizarse el test?

Hoy en día, se estima que existen entre 5.000 y 7.000 enfermedades raras que afectan a los pacientes en sus capacidades físicas, habilidades mentales y en sus cualidades sensoriales y de comportamiento. La mayor parte de estas enfermedades son crónicas y degenerativas. De hecho, el 65% se caracterizan por:

  • Comenzar en las primeras etapas de vida (2 de cada 3 aparecen antes de los dos años).
  • Provocar dolores crónicos (en 1 de cada 5 enfermos).
  • Un desarrollo de déficit motor, sensorial o intelectual, lo que origina una discapacidad en la autonomía (1 de cada 3 casos).
  • En casi la mitad de los casos la esperanza de vida está en juego, ya que a las enfermedades raras se le puede atribuir el 35% de las muertes antes de un año, el 10% entre 1 y 5 años y el 12% entre los 5 y 15 años.

Si te estás planteando tener un bebé, te aconsejamos averiguar primero si eres portador o no de alguna enfermedad. Y en caso positivo, podemos analizar qué gen o genes tienes mutados y si tu pareja porta mutaciones en esos mismos genes, para así evitar que se transmitan a vuestro futuro bebé.

Con el test de Compatiblidad Genética, no dejes al azar la salud de tu bebé.