Técnica que permite estudiar la mama mediante la utilización de rayos X obteniendo excelentes imágenes que mejoran la detección de las diversas patologías mamarias, sobretodo en la detección de posibles tumores en mamas difíciles, como son las mamas glandulares o mamas densas detectadas en la mamografía convencional.