La Obesidad constituye hoy en día un gran problema social y sanitario, se calcula que existen más de 250 millones de obesos en el mundo, la mayoría de los cuales se encuentran en países industrializados. Esto conlleva una serie de limitaciones físicas (diabetes, hipertensión...), psicológicas (depresión, ansiedad...) y sociales ( rechazo social, limitaciones en la vida diaria...) para el paciente y su entorno.

La Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud A Coruña ofrece un abordaje global del diagnóstico y tratamiento de la obesidad, de forma continuada, personalizada y con el más alto nivel humano, científico y técnico.

El equipo quirúrgico de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud A Coruña esta formada por el Dr. Javier Aguirrezabalaga y el Dr. Jose Noguera con una amplia experiencia en este tipo de cirugía.

En la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud A Coruña el endocrinólogo, descarta cualquier enfermedad que pueda llevar a la obesidad. A continuación los programas de adelgazamiento son elaborados por profesionales de la dietética y nutrición. Estos tratamientos dietéticos precisan muchas veces de apoyo psicológico, para lo cual contamos con un equipo de psicólogos y psiquiatras.

La Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud A Coruña, atiende a pacientes con diferentes grados de sobrepeso, no todos los pacientes son candidatos a la cirugía y por ello hay un equipo multidisciplinar que valora a cada paciente que llega a nuestra unidad y decide que tipo de tratamiento es preciso en cada momento. Los programas de adelgazamiento se elaboran de forma personalizada, viendo los hábitos y estilo de vida del paciente. Con ello conseguiremos que la perdida de peso sea controlada y personalizada, sin sensación de hambre y cansancio y con un aprendizaje de nuevos hábitos de alimentación. Estos tratamientos dietéticos precisan muchas veces de apoyo psicológico, para lo cual contamos con un equipo de psicólogos y psiquiatras.

¿Cuándo está indicada la cirugía de la obesidad?

La cirugía bariátrica o de la obesidad mórbida está indicada en pacientes que tiene este problema y han intentado la pérdida ponderal con métodos no invasivos sin obtener resultado. La técnica quirúrgica puede variar en función del grado de obesidad y de la existencia de otras patologías como la diabetes mellitus o la existencia de síndrome metabólico.

De forma general, la indicación de cirugía se establece a personas con IMC (Indice de Masa Corporal) superiores a 40 y a personas con IMC entre 35 y 40 que tienen otros problemas de salud como apnea del sueño, diabetes o enfermedad cardiovascular.



La existencia de síndrome metabólico asociado a obesidad puede ser otra de las indicaciones de este tipo de cirugía, llamada en este caso cirugía metabólica. Este síndrome se caracteriza por la existencia de resistencia a la insulina y apariciñon de factores de riesgo cardiovascular. En este caso su indicación debe ser muy bien evaluada y consensuada.


¿Por qué es eficaz la cirugía de la Obesidad?

La cirugía de la obesidad es eficaz por varios motivos siendo el más común a todos los procedimientos el efecto saciante que se produce con la restricción de la capacidad gástrica. La reducción del estómago, bien en forma de tubo en la gastrectomía vertical o en forma de reservorio en el by-pass, generan una sensación de plenitud precoz admitiendo solo pequeñas cantidades de comida en cada ingesta. Asociado a este efecto de reducción de volumen existe una alteración en la producción de sustancias hormonales que juegan un papel fundamental en la regulación del hambre y la saciedad.

Existe otro mecanismo que contribuye a la pérdida de peso que es la malabsorción, mecanismo presente en el by-pass y otras técnicas. Se realiza un cortocircuito en el tubo intestinal que impide que los alimentos ingeridos y los jugos digestivos se encuentren de forma precoz, lo cual retrasa la digestión de los alimentos y su posterior absorción.

La cirugía de la obesidad debe ir siempre acompañada de un ejercicio físico cardiosaludable y de cambios en los hábitos de vida que eviten el sedentarismo, así como de cambios en el patrón de conducta alimentaria. Todo ello hará más eficaz la cirugía de la obesidad.


¿Que resultados puedo esperar de la cirugía de la obesidad?

Al inicio la pérdida de peso suele ser rápida los primeros meses para posteriormente presentar un enlentecimiento en el ritmo de pérdida ponderal. Este hecho es multifactorial y no debe preocupar en exceso pues la pérdida es progresiva hasta los dos primeros años si seguimos las recomendaciones de los expertos. Seguir la dieta recomendada, los suplementos vitamínicos cuando sean precisos, el ejercicio físico continuado y otras recomendaciones serán los pilares para conseguir una estabilización a largo plazo evitando las reganancias tardías de peso.

Los resultados concretos relacionados con la pérdida en kilogramos o en IMC van a depender de su estado previo y del tipo de técnica realizada por lo que deberá consultarlo con el equipo médico.