La patología tiroidea tanto disfunciones por déficit de hormona (hipotiroidismo) como por exceso (hipertiroidismo) y la presencia de nódulos tiroideos (en muchas ocasiones detectados de forma accidental) son motivos de consulta muy frecuentes en Endocrinología.

En general, toda la patología tiroidea es más frecuente en mujeres que en hombres.

VIDEO SÍNTOMAS DE HIPO E HIPER Y CAUSAS DE AMBOS

La causa más frecuente de hipotiroidismo es la tiroiditis linfocitaria crónica (autoinmune o de Hashimoto).

Las causas más frecuentes de hipertiroidismo son la enfermedad autoinmune de Graves-Basedow (en la que todo el tiroides funciona en exceso) seguida del bocio nodular tóxico y el nódulo tóxico (en estos últimos casos, sólo parte del tiroides que son los nódulos generan más hormona de la necesaria).

Algunos fármacos como la amiodarona pueden provocar tanto hipo como hipertiroidismo por lo que quienes la toman tienen que tener controles periódicos del tiroides.

Aunque no existe consenso se aconseja la valoración de la función tiroidea en personas que padezcan o tengan familiares con enfermedades autoinmunes, con antecedentes de radiación cervical, enfermedades psiquiátricas o que estén en tratamiento con fármacos como amiodarona o litio.

Es muy importante que las mujeres sanas o con disfunción tiroidea diagnosticada que tengan deseo de embarazo se revisen sus hormonas previamente a la concepción.

La prevalencia de los nódulos tiroideos es alta y aumenta con la edad (> 30% en adultos y hasta > 70% en mayores de 80 años). Generalmente no dan síntomas y son más frecuentes en personas con antecedentes familiares de nódulos tiroideos.

En nuestro Servicio contamos con endocrinos formados que pueden realizar en su consulta técnicas como la ecografía tiroidea y la punción aspiración con aguja fina (PAAF) de nódulos tiroideos que lo requieran.

VIDEO REALIZACION ECOGRAFIA

La probabilidad de malignidad de un nódulo es del 4-7%.

El cáncer de tiroides tiene una prevalencia del 1-2% de la población (la mitad son microcarcinomas, es decir, tumores de menos de 1 cm), y en general es de baja agresividad y de muy buen pronóstico.